El Aprendizaje de la Lectura y la Escritura

De acuerdo con Ferreiro y Teberosky (1979), ( Fonoaudiologas) los niños pasan por etapas en el aprendizaje de la lectura y la escritura.

Cada una de estas etapas refleja una cierta concepción que el niño o niña tiene respecto a lo que es la escritura y a cómo se ejecuta. Los niños y niñas pasan por diferentes etapas de escritura hasta alcanzar una escritura convencional o alfabética. Sin embargo, no todos lo hacen a la misma edad, y esto generalmente no significa que se encuentren fuera de un rango de desarrollo normal. Ferreiro y Teberosky (1979) indican que hay niveles en el desarrollo de la escritura, desde los cuáles se han desprendido las etapas que se presentan a continuación.

1. DIBUJOS: El dibujo constituye la primera etapa de la escritura. En un comienzo el niño no distingue entre el dibujo y la escritura, entendiendo la escritura como un sistema iconográfico, el cual le permite comprender que escribir y dibujar son formas de comunicarnos, dando un mensaje con un propósito claro.

2. GARABATOS: que no se parecen a escritura Una vez que el niño comienza a distinguir entre la escritura y los dibujos, por lo general comienza a escribir garabatos que al principio se parecen un poco a las letras. Aunque para el adulto estos garabatos no significan nada, al igual que en la etapa anterior, el niño muchas veces puede “leer” lo que escribió, a pesar de que puede variar lo que “lee” cada vez que lo lee.

3. TRAZOS : Después de pasar de la etapa de garabatos que se parecen solo un poco a las letras, muchos niños pasan por una etapa en que hacen trazos con mayor similitud a letras. En esta etapa los niños están más conscientes de la escritura convencional, es decir, hay un esfuerzo en integrar las letras de verdad con “letras” inventadas que, aunque no sean convencionales, se le parecen. De todas maneras, un niño en esta etapa aún puede desconocer los espacios que existen entre cada palabra y algunas letras pueden observarse rotadas o en posición invertida, aún cuando hay conocimiento de la orientación de izquierda a derecha de la escritura y de arriba hacia abajo.

4. LETRAS sin correspondencia a sonidos Las próximas etapas tienen escritura con letras convencionales. En un principio, pueden ser letras sin ninguna correspondencia a los sonidos. A veces pueden ser patrones de letras o a veces el niño puede copiar palabras sin entender el significado, el niño puede copiar palabras sin entender el significado de ellas.

5. ORTOGRAFÍA. Lo que es fundamental saber es que les exigimos a los niños ortografía convencional cuando están escribiendo palabras que ya hemos trabajado explícitamente, especialmente palabras que ya tenemos expuestas en la pared de palabras (palabras de uso frecuente, por ejemplo). Exigimos ortografía convencional cuando vamos a exponer un trabajo como modelo para la clase. Por ejemplo, un libro de la clase que tenemos en la biblioteca debe estar con ortografía convencional, porque los niños aprenden de los libros que leen.

6. Ortografía Inventada Esta etapa puede durar mucho tiempo. Aquí el niño entiende el concepto de palabra y tiene conciencia que la escritura es un medio para expresar información personal. Durante esta etapa es común ver que el niño incluye en su escritura palabras de uso frecuente (como “y” y “ha”), es decir, palabras que ha visto expuestas en su entorno y que las escucha o ha utilizado en variados contextos.
Podemos observar también hay conciencia de algunos elementos de puntuación, como puntos, mayúsculas, minúsculas, etc. Los errores son cambios aceptables (Ej: “n” en vez de “m”; “v” en vez de “b”). Existe también correspondencia letra-sonido.

7. Ortografía Convencional.


Compartir en Redes Sociales Twitter Facebook Google+